Blog

SIEMPRE HAY OPCIONES

Cuando alguien de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Hermann Hesse

SIEMPRE HAY OPCIONES

A nivel científico hay un montón de estudios realizados en los que se han podido comprobar cómo las distintas partes del cerebro funcionan de forma diferente al meditar, y con ello benefician al cuerpo, el estado de ánimo, las emociones, una cadena de circunstancias que aumentan nuestra calidad de vida. Y aun así nos cuesta empezar a hacerlo o mantener el hábito. Precisamente, por este motivo es muy útil y atractivo el meditar en grupo, además de que una persona con experiencia y dotada de conocimientos sobre distintas dinámicas, técnicas, etc, nos guíe y nos facilite lo que sólo nosotros podemos hacer; también es un estímulo para mantener buenos hábitos.


Hay muchas formas de meditar, y desde luego no es preciso un lugar especial, aunque eso facilite la práctica. Tal y como entiendo la meditación, lo importante es ir integrando la no reacción ante los muchísimos estímulos que recibimos a diario: El trabajo, la familia, las facturas, la publicidad, la rapidez en las comunicaciones, el tráfico,… son cosas, sucesos, y nosotros somos nosotros. Sin embargo, muchas veces gobernamos nuestra vida en automático como si el no tomar decisiones no fuese una decisión, como si lo primero que pensamos fuese lo que más nos conviene, como si lo que decidimos sea algo irrevocable a lo que tenemos que ceñirnos para siempre sin la oportunidad de cambiar, de evolucionar.


Tenemos más posibilidades disponibles en cada momento de lo que nos damos cuenta”.


                                                                                             Thich Nhat Hanh


Sin duda somos responsables de cada una de nuestras acciones, de hecho somos la suma de ellas; por lo que permitirnos ser conscientes del momento presente es el mayor de los regalos que nos podemos hacer. Estamos muy acostumbrados a dar por hecho frases, palabras, que están de continuo en nuestras vidas, pero cuando les damos la oportunidad podemos descubrir que hay mucho más detrás de cada una de ellas. Así por ejemplo cuando hablamos de alegrarnos de estar vivos o de agradecer la vida, hay muchas personas (más de las que nos imaginamos) que se cuestionan por qué habrían de hacerlo, pero incluso en los que creemos dar las gracias y estar contentos de vivir, con la observación, la meditación y estar cada vez más en el presente, nos vamos dando cuenta de que es cierto eso de que con el tiempo y la experiencia vamos ganando grados.


¿Cómo ser felices si no estamos contentos con lo que somos, si no somos capaces de agradecer el regalo de la vida? Vivir en la autocrítica, la exigencia, son algunas de las cosas que nos aleja de aceptarnos tal y como somos, de aceptar a los demás o a las cosas como son, y nos separa de la felicidad. Por supuesto, la aceptación no nos desvincula de nuestros compromisos o nuestras retos, trabajo, familia, o cualquier otra cosa, ya que somos responsables de cada una de nuestras acciones -ya sea pensada, expresada o hecha -, por lo que se transforma en fuerza.


Ser profundamente amado por alguien te da fuerzas,

mientras que amar profundamente a alguien te da coraje.”

                                                                          Lao Tzu.


Todos, hombres y mujeres, llegamos a este mundo de la misma forma, en un parto; la vida de todos surge de la misma forma que la nuestra, de la unión de un hombre y una mujer. Una de las cosas que nos diferencia es el grado de agradecimiento que tenemos por la vida y el grado de responsabilidad que tenemos con ella en cada momento.


Compasión, alegría, intimidad con la vida, son algunas de la cosas que se adquieren con la práctica de la meditación, cuando estamos en el momento presente, al despertar, o en el trabajo, en casa o en el extranjero, y todos estamos preparados en nuestra medida para poder disfrutar del aquí y el ahora, con todo lo que ello representa, al igual que lo estamos para ser agradecidos por lo que ocurre en nuestras vidas, lo entendamos o no.


                                                                                                       Gloria Allegue.

Terapeuta.

info@mesanaterapias.es

¡Acércate a conocernos!
Contacto
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.