Blog

DESCODIFICACIÓN PSICOBIOLOGICA

Algunas notas básicas

DESCODIFICACIÓN PSICOBIOLOGICA

Tomando prestada una metáfora de J. Salomé, la electricidad no se descubrió a base de estudiar las velas ni de profundizar en las investigaciones sobre la cera o la parafina… La Descodificación Biológica de las enfermedades no se descubrió a base de llevar más lejos los descubrimientos psicológicos o psicoanalíticos, ni siquiera los psicosomáticos, sino modificando el paradigma de base sobre la definición misma de la enfermedad, y dejando de apoyarse en la psicología para basarse en la fisiología del cuerpo humano y en la función de los órganos.

Cristian Fleche.


La Descodificación Psicobilológica parte de la premisa de que todo lo que ocurre, física y psicológicamente tiene sentido, desde una lógica biológica arcaica; algo que tiene que ver con nuestras necesidades más primarias. La primera es vivir la mayor cantidad de tiempo posible y cumplir con esos momentos mágicos como el ser concebido, nacer, crecer, ser padres, abuelos y morirse. Otra de las necesidades primarias es la de mantenernos en equilibrio, al igual que también es importante para todos los seres humanos el protegerse corporal y psíquicamente. No podemos evitar necesitar alimentarnos de aquello positivo que está a nuestro alcance, oxígeno, nutrientes, caricias… y alejarnos de lo negativo, CO2, tóxicos, violencia….
Así que, en cuerpo y alma, buscamos soluciones posibles a todos los desequilibrios de nuestra vida, y para ello actuamos: nos resignamos, o lo aceptamos, y aunque sigamos sin permitírnoslo, continuamos viviendo en la contradicción. Nos pasa exactamente lo mismo a todos los niveles, a nivel corporal activamos el sistema inmunológico y a nivel psicológico activamos el sistema psíquico de protección. O sea, que cuando vivo una situación que me genera un conflicto, que me saca de mi zona de equilibro, puedo convertirlo en un síntoma, un trastorno funcional, un trastorno del comportamiento, un problema sicológico, o un trastorno psiquiátrico.
¿Por qué para nuestra biología tiene sentido la enfermedad? Cada síntoma es una reacción de adaptación y tiene un sentido biológico, es automático e inconsciente. Esta adaptación se da en un momento preciso (de forma simbólica, por ejemplo: hago más estómago para digerir más. Siempre tiene una intención positiva y una coherencia que se haya en la historia particular de la persona. El síntoma que presenta lo hace como solución paliativa y transitoria, esperando a la resolución de la actividad que ha generado el conflicto.
Es famosa la frase de Carl Gustav Jung:


La enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre.”



Lo que se entiende desde la descodificación Psicobiológica es que todo síntoma es en primer lugar un mensaje, información, y en segundo lugar una solución. De forma que si, por ejemplo, estamos mucho tiempo expuestos al sol, nuestra piel se oscurece, nos ponemos morenos, y cuando dejamos de exponernos al sol el bronceado no desaparece o tarda meses en hacerlo. En este caso no hablamos de enfermedad, pero es para comprender que el cuerpo reacciona a lo que está ocurriendo con un sistema de adaptación al medio. La exposición a mucho sol genera la activación de la melanina, y esto trae como consecuencia el bronceado para generar mayor resistencia a los rayos solares, que son la acción desencadenante. En este caso, como en todos, la biología marca una prioridad, primero la supervivencia personal, después la comodidad y por último la estética.

En el caso de la enfermedad, la acción que la provoca se ha vuelto invisible y es una reacción automática y con un sentido biológico que busca la solución al conflicto a través del síntoma, que permite desdramatizar, curar, mediante la toma de consciencia y la reorganización de la energía.
En el caso de los animales el sentido biológico es más visible, es completamente funcional, ya que emocionalmente son primarios. Así por ejemplo vemos casos en las leonas de quistes ováricos cuando pierden a sus crías; los quistes les ayudan a generar más estrógenos para atraer al macho y así garantizar la descendencia.

Con la descodificación llegamos a conocer el origen de la enfermedad, así lo podemos situar en un momento tiempo-espacio, y desde ese punto empezar camino hacia el inconsciente, ese viaje a nuestra sombra, el lugar de las emociones reprimidas, de lo no dicho o expresado. Los muertos no pesan porque están muertos, sino por lo que no les dijimos.


Todo aquello que no se expresa se imprime en nuestra neurología”
Enric Corbera


Lo que el yo no consigue incorporar es patógeno.”
Carl Gustav Jung




Hablamos de pura biología; el matiz viene en que no es racional, sino basada en las necesidades inconscientes biológicas. El organismo tiene su propia lógica desde el momento de la concepción y observando las tres hojas embrionarias o germinales, su desarrollo evolutivo, tenemos una mayor comprensión y mucho más profunda. Apenas empezamos a formarnos lo hacemos por la diferenciación celular de las diferentes capas embrionarias: La primera es el Endodermo, supervivencia base -tronco cerebral- y es capa más interna y más profunda de todas, el endodermo va a originar el sistema digestivo y respiratorio, también forma el revestimiento epitelial de muchas partes del cuerpo. La segunda capa embrionaria es Mesodermo arcaico, la de protección y defensa -cerebelo arcaico- que después serán las fascias, pleuras, dermis, mamas. La tercera capa es el Mesodermo moderno o nuevo, las relaciones con el exterior- comparación y valor -sustancia blanca-, que terminará transformándose en huesos, músculos, corazón. Y el Ectodermo, con el exterior, dentro del territorio -corteza cerebral- es la cuarta hoja embrionaria que del que saldrán sistema nervioso, médula, piel, mucosas, nariz, laringe, bronquios. Lo que podemos observar con todo esto es que el cerebro es el que conecta a la psique con el órgano. El órgano es una consecuencia de una necesidad. La función hace al órgano y las necesidades físicas son iguales a las necesidades psíquicas en una octava más arriba.

Y todos los esfuerzos de nuestra biología están al sevicio de la vida, vida que prodece de nuestros padres y ancestros, por lo cual lo que nos llega a través de ellos también incluye adaptaciones emocionales, psicológicas y físicas. La importancia de nuestro clan, del árbol genealógico, va mucho más allá de a quién hemos conocido o a quien amamos de todos ellos. También aquí, en nuestras fidelidades familiares, nos encontramos con que el mayor peso lo llevamos a nivel inconsciete, mientras que creemos tener el control desde el consciente.

Aunque buena parte de nuestras decisiones, acciones y contradicciones puedan tener una referencia en el Transgeneracional, también nos afecta a lo largo de la vida lo que hemos vivido en los primeros años, especialmente en los tres primeros, que es cuando más fuertes van a ser nuestros lazos y donde se va a forjar nuestra personalidad más profunda.

La vida humana no solo es hermosa y mágica, es una fuente inagotable de recursos a nuestro servicio; apreciarlos, y entenderlos es algo personal.

 

¡Acércate a conocernos!
Contacto
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.