Equipo Mesana

Sara Pérez Fernández

Sara Pérez Fernández

Profesora de Yoga

Te invito a acercarte y experimentar una herramienta que llegó a mi vida por causalidad, en un momento en el que mis ojos solo percibían colores grises, en el que todo se me tambaleaba; aportando una gran LUZ y un sentido al caminar en esta Vida:

Un Yoga vivo, sin rigideces ni dogmas que nos conecta a nosotros mismos abriendo nuestro corazón al amor; que busca la fusión de lo “espiritual” en lo “cotidiano” siendo este encuentro la base principal en la que se sustenta su práctica.

Un método que ayuda a concentrar y tranquilizar la mente, sentir nuestro corazón, y fortalecer nuestro cuerpo físico. El yoga nos transforma hacia la libertad y felicidad.

Una herramienta para experimentar y vivenciar en primera persona. Trabajando desde el cuerpo físico: la alineación, corrección postural, equilibrio, fuerza y elasticidad. Y de la mano del físico: la mente y las emociones.

Aprenderemos mediante la atención y la observación a conocer y manejarnos con amor, paciencia y aceptación, descubriendo nuevos retos, superando limitaciones y restricciones; desarrollando alegres y armoniosos cambios progresivos que se irán instalando a medida que vayamos caminando juntos hacia el corazón, para vivir una vida más plena y feliz, mejorando la autoestima, la disciplina y la visión positiva.

Un sistema que te enseña a vivir el momento presente disfrutando de tu vida y las pequeñas cosas al estar Aquí y Ahora: la alegría de aceptarte y el desarrollo de un sentimiento de paz y armonía en todo lo que haces.

Un Yoga Consciente que pone a tu disposición recursos para aumentar tu presencia y consciencia dentro y fuera de la esterilla. Para hacer que tu vida llena de confrontaciones, conflictos y distracciones sea más sencilla.

Un recurso que descubre la magia de la respiración, para abrirte infinitos océanos de paz, alegría y vitalidad, exploración, respiración consciente.

Cultivando la Conciencia: La práctica.

El fruto de la práctica trasciende el nivel físico, se traduce en la vida en forma de curiosidad, amabilidad, y reconocimiento de la bondad básica que hay en ti y en los demás.

El cuerpo expresa lo que hay en tu mente: La escucha activa hacia las zonas de dolor o tensión reclaman tu atención para ser sanadas involucrándote de esta manera en su cuidado, fortaleciendo y creciendo en consciencia.

Un viaje desde las capas superficiales a las más profundas, desde lo más denso a lo sutil, desde el exterior al interior y desde el interior al exterior.

El objetivo es crear una dinámica corporal consciente, sincronizar con una respiración de calidad, adiestrando los sentidos; interiorizando, sacando a la mente sobrestimulada por el uso excesivo de los sentidos, para llevarla hacia la calma y equilibrio integral y alcanzar una consciencia vivida del Ser.

A través de posturas pasivas y desde la relajación podemos adiestrar la Atención y concentración: La mente sosegada, el cuerpo relajado, el corazón afectivo abierto a vivir la Paz que reside en nuestro Ser. En este trabajo profundo vamos cambiando la memoria celular desechando viejos patrones de conducta, estructuras mentales rígidas y caducas. Vamos creando espacio aminorando el bullicio para la escucha en el silencio interior.

Nos enseña a comprender y usar correctamente nuestro cuerpo y respiración. Cada postura (asana) tiene una doble cualidad: La atención y la relajación

Desde posturas mantenidas con alineación y estabilidad y a través de una atención centrada en la respiración, descubriremos donde se produce la apertura para en la exhalación liberar la tensión, optimizando el efecto de flexibilidad y fortalecimiento.

Siguiendo los principios del Yoga cuya finalidad es la transformación y mejora del Ser humano, propósito fundamental de su enseñanza.

La práctica impulsa un cambio personal progresivo y real en la medida que se desarrolla nuestra fuerza interior, sabiduría intuitiva y libertad de elección.

Tal como yo lo vivo; la práctica del Yoga no se agota en una simple realización de posturas corporales o asanas como a veces podríamos pensar….. es mucho más amplia, fascinante, completa e intensa: Fomenta la vida interior y promueve una transformación personal, la cual es la base de una transformación colectiva y social en un sentido positivo para la mejora y el desarrollo de la convivencia humana.

Una práctica abierta y en constante evolución libre de elementos religiosos y dogmáticos, efectiva, eficiente y para la vida cotidiana: una invitación a hacer de tu vida una obra de arte.

Cuando sales de una sesión de Yoga te embargan la ligereza y el sentimiento de paz y de conexión con lo mejor que cada uno de nosotros llevamos dentro.

Y esto, es lo mínimo que nos merecemos: El Yoga que quiero compartir contigo es el Yoga para la vida. (una herramienta para la vida)

El acompañarte en tu experiencia me ofrece una fusión natural de la comunicación a un nivel físico, mental y emocional, me permite poner mi granito de arena con entusiasmo, energía y amor. Cada práctica personal, cada clase, cada respiración y cada palabra compartida me ofrecen un nuevo conocimiento, donde la energía y preciosa conexión con los demás nunca me deja de sorprender… y mientras tanto aprendemos a convivir con la incomodidad e imprevisibilidad de la vida - un paso maravilloso hacia la meditación.

“La vida es un camino, en la que tú eres maestro y alumno, unas veces te toca enseñar, todos los días te toca aprender.”
Contacto
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.