Actividades Mesana

Yoga a cualquier hora del día

Todos nos hemos preguntado alguna vez cuál es el mejor momento para hacer yoga. Está muy recomendado hacerlo por la mañana, pero en realidad cada uno de nosotros tiene un biorritmo diferente, una tendencia a estar más o menos activo a ciertas horas y distintos condicionamientos en la agenda personal.

Horario de actividades

¿Cuál es el mejor momento para hacer yoga?

Puedes hacerlo en cualquier momento que desees. El mejor momento para practicar yoga es aquel que funcione mejor para ti:

Por las mañanas:

  • Se aconseja practicar por las mañanas porque nos levantamos relajados, con la mente despejada y libre aún de preocupaciones, responsabilidades y listas de cosas por hacer.
  • La práctica por la mañana, antes de desayunar, recarga el cuerpo y la mente de energía, te predispone a afrontar el día con una sensación de vitalidad y equilibrio, en lugar del estrés que nos pueden causar nuestros pensamientos.
  • A primera hora de la mañana, el bullicio aún no ha comenzado, por lo que es un momento de mucha calma energética.
  • Por las mañanas nos despertamos con el estómago vacío, el cuerpo está más ligero y en buenas condiciones para hacer ejercicio.
  • Mover las articulaciones y estirar la musculatura a primera hora, te despierta y activa.
  • Sincronizarte con la salida del sol aporta un extra de fuerza y vitalidad y es una forma maravillosa de inaugurar tu día.

Al medio día:

  • Mucha gente solo dispone de la hora de comer para poder hacer ejercicio. Si ese es tu caso debes hacer yoga antes de comer.
  • Realizar una clase de yoga nos ayudará a continuar el día con vigor y bienestar.
  • Una pausa para la práctica de yoga es una buena manera de romper la rutina, salir del piloto automático, cargar pilas para el resto de día, y oxigenarnos a todos los niveles. Una clase de yoga es mucho más beneficiosa y reparadora que una siesta… nos refresca y calma.

Por la tarde, o por la noche:

  • Un momento ideal para ayudar a soltar las preocupaciones que se han ido generando.
  • La práctica al atardecer es una oportunidad para liberar la tensión física y mental que vamos acumulando durante el día, cambiando nuestro estado energético.
  • Por la noche el ritmo desciende y se sintoniza mejor con el cuerpo.
  • Al anochecer o por la noche te ayuda a descansar y a liberarte de todo lo sucedido durante el día, te permite practicar sin que la mente se distraiga pensando en todo lo que queda por hacer.
  • A las personas con problemas de ansiedad e insomnio les puede beneficiar mucho porque ayuda a relajarte y conciliar el sueño. Hacer yoga a última hora del día es una herramienta eficaz para lograr un descanso más profundo y reparador.

Escoge tu momento

Practicar yoga es sano y positivo en cualquier horario. Sabiendo lo que cada franja te puede aportar, escoge aquel momento que tú sientas que encajará mejor contigo y lo que necesitas. Y si no lo tienes claro es tan sencillo como probar y decidir desde la experiencia qué te hace sentir mejor….experimentando encontrarás tu momento perfecto.

Sabiendo lo que cada franja te puede aportar, escoge aquel momento que tú sientas que encajará mejor contigo y lo que necesitas.

Una cuestión importante es que te marques un horario fijo para tu práctica de yoga, ya que eso te ayudará a incorporarlo a tu rutina diaria, beneficiándote enormemente de tu práctica. Seguir una rutina que incluya la misma hora y el mismo lugar cada día es lo más beneficioso. Tu mente y tu cuerpo relacionarán esa hora y ese lugar con las sesiones de yoga, lo que puede servir como una gran motivación interna.

Seguir una rutina que incluya la misma hora y el mismo lugar cada día es lo más beneficioso.

Namasté!!
Contacto
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.